10 consejos para conducir con viento


Publicado el 25/09/2018
conducir con viento

Conducir con viento puede resultar difícil para quienes no saben cómo deben manejar el vehículo en esa situación. No cabe duda de que, conducir cuando el clima es favorable puede ser todo un placer. Sin embargo, cuando la climatología se vuelve adversa, manejar el automóvil de la forma adecuada puede ser todo un desafío. Por eso, a continuación, te mostramos 10 consejos prácticos para poder conducir cuando hace viento que debes hacer sin que esto suponga un problema para la seguridad del coche ni de sus ocupantes.

Conduce con viento de forma segura en 10 pasos

La forma habitual de conducir no suele ser muy útil cuando hay fuertes ráfagas de viento. Especialmente, puede ser muy peligroso conducir cuando el aire viene de un lateral. La dirección del viento es algo que influye mucho a la hora de manejar el vehículo.

Neumáticos en buen estado

Los neumáticos son una parte fundamental del coche para mantener su seguridad. Es recomendable mantener las gomas en buen estado para que tengan un mejor agarre al asfalto. De lo contrario, si viene una ráfaga de viento, puede desplazar el vehículo con mayor facilidad.

Reducir la velocidad

Si se nota que hace más viento de lo común, resulta muy aconsejable aminorar la velocidad. No se trata de quedarse parado en medio de la calzada esperando a que el aire pase. Pero sí es necesario disminuir un poco el ritmo para ser capaces de manejar el vehículo de forma más segura y sobre todo mantener con firmeza el volante. No cabe duda de que, tanto en situaciones de climatología adversa, como en cualquier otra situación, un coche será más fácil de controlar si avanza más despacio.

Prudencia al adelantar

Es necesario tener precaución al adelantar siempre. Pero, cuando se forma una ventisca, sobre todo si es lateral, adelantar puede ser más peligroso. Es imprescindible extremar las precauciones y tener presente que, debido a que el otro vehículo puede tapar la ráfaga, el coche puede desplazarse hacia un lado al adelantar.

Más cuidado con vehículos grandes y remolques

Si el vehículo que se conduce es muy grande y alto, o si se lleva un remolque, una corriente de aire puede incidir y ser especialmente traicionero. Por eso, tanto si se lleva uno de estos vehículos como si se adelanta a uno de ellos, es importante estar muy atento a los posibles movimientos bruscos que el viento pueda provocar. Es decir, hay que estar más atento y tener más cuidado.

Coger el volante con firmeza

Sobre todo en autopistas resulta muy habitual que los conductores se relajen y cojan el volante de forma suave o, incluso, con una sola mano. Sin embargo, en los momentos en que hace viento, es imprescindible cogerlo con firmeza. De esta forma, si viene una ráfaga, no desplazará al automóvil tan fácilmente.

Circular por el centro del carril

Un vendaval inesperado puede hacer que el coche se desplace hacia la izquierda o hacia la derecha, dependiendo de la dirección que lleve. Por eso, si se conduce por el centro de la vía, habrá menos posibilidades de que el vehículo se salga de un carril a otro o hacia la cuneta.

Marchas más cortas

Al conducir con corrientes fuertes de aire, todas las precauciones son pocas. Otra cautela que se debe tomar a la hora de circular en esta situación es conducir en marchas cortas. Al hacerlo, las revoluciones del coche aumentan y esto es aconsejable para que mejore el agarre a la carretera.

Túneles y puentes

Al pasar por debajo de un puente o al atravesar un túnel, la fuerza del viento que había fuera de él deja de sentirse. Tanto al momento de entrar al túnel como al momento de salir, es necesario agarrar con más fuerza el volante y estar atento a los movimientos del coche. Esto se debe a que, dentro del conducto no sopla el viento lateral y, por lo tanto, no resulta necesario efectuar correcciones en la conducción; pero al salir hay que estar alerta de nuevo.

Obstáculos en la carretera

Es frecuente que los objetos se desplacen y puede que hayan obstáculos en la vía cuando hay rachas fuertes de viento. Por este motivo, resulta muy prudente anticiparse a estos obstáculos mirando siempre lo más lejos posible en la calzada. Estos consejos para conducir seguros nosotros y el resto de conductores son imprescindibles ante este tipo de inclemencias.

En situaciones extremas de viento, no conducir

Aunque estos consejos son muy prácticos para conducir con un viento razonable, si el viento es extremo, la mayor medida de seguridad es no coger el coche. Si se siente que el viento puede ser peligroso como para coger el coche de forma segura, es mejor esperar a que el viento amaine.

Tras todo lo mencionado, se puede decir que es posible conducir con rachas fuertes de viento si se toman las precauciones debidas. Sin embargo, si el viento es tan fuerte que, ni siquiera teniendo precaución es sencillo mantener el vehículo, es mejor seguir el último consejo y no conducir.

Lo último
Recomendaciones sobre dónde aparcar en Madrid en Navidad Publicado el 14 de diciembre de 2018

Con motivo de las próximas festividades navideñas, no tener claro dónde aparcar en Madrid en navidad puede provocar más de un quebradero de cabeza. En noviembre comienzan las novedades en el planteamiento urbano de la capital y la circulación reflejará inevitablemente el incremento de traslados y visitantes. Una suma de cambios que coinciden Si aparcar […]

Las restricciones de tráfico en Madrid por navidad Publicado el 11 de diciembre de 2018

En este 2018 encontraremos algunas restricciones de tráfico en Madrid por navidad, de la misma manera que ha sucedido en los últimos dos años. La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, quiere evitar así los largos atascos de vehículos en las principales vías de acceso al centro. Por tanto, se dará prioridad a los peatones, quienes […]

EMESA TV