Motivos de los atascos cuando llueve


Publicado el 26/12/2018
atascos con lluvia

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué se forman los atascos con lluvia. Son muchas y variadas las razones por las que esto ocurre. Seguro que en más de una ocasión, te has visto envuelto en un gran atasco en días de climatología adversa. Horas y horas perdidas en la carretera, con el coche parado y sin saber qué hacer. En esta situación, te habrás preguntado la razón por la que se forman los atascos en los días de lluvia. Aquí te presentamos algunos de los motivos principales que pueden ocasionar una caravana en la carretera.

¿Por qué se producen más atascos cuando llueve?

Conducir en días de climatología adversa como lluvia, nieve o viento puede conllevar ciertos riesgos viales. Con una serie de precauciones y modificaciones en el modo de conducir, pueden ser contrarrestados con facilidad. Sin embargo, existen otras consecuencias ajenas a los conductores que pueden convertir el viaje en coche en una experiencia más que ardua.

Como hemos dicho, durante los días de lluvia se producen una mayor cantidad de atascos respecto a aquellos días con climatología más agradable. El principal motivo, que la mayoría de gente reconoce como el causante principal de los atascos en días de lluvia, es que los coches circulan a una velocidad mucho menor. Esto se debe a la disminución en la estabilidad, visibilidad y el aumento en el tiempo de reacción. Lo que desemboca en una acumulación de vehículos, dando lugar a una caravana. Sin dejar de ser cierto, este no es el único motivo por el que suceden los atascos.

Como te habrás dado cuenta, durante los días de lluvia la gente utiliza más el coche que durante los días en los que luce el sol. Mucha gente, acostumbrada a ir andando o utilizar el transporte público, se decanta por utilizar el coche en los días de tormenta para no tener que mojarse. Esto provoca que en la carretera se concentren una mayor cantidad de vehículos que la que se suele dar.

Motivo principal de los atascos: mayor cantidad de coches en la carretera

Según los estudios realizados por los expertos, el hecho de que la gente utilice más el coche los días de lluvia es el motivo número uno por el que los atascos son más recurrentes en esos días. Estimaciones realizadas recientemente sitúan en un 150% los coches que se lanzan a la carretera los días de lluvia respecto a los que se pueden encontrar en un día soleado.

Como hemos mencionado anteriormente, la lluvia modifica una serie de parámetros en el coche que influyen directamente en la conducción. Por ejemplo, durante una tormenta se reduce la visibilidad hasta en un 60%, lo que provoca un descenso súbito de la velocidad a la que se circula.

Otra de las principales causas de los atascos es la extrema precaución de muchos conductores. Al ver que está lloviendo, optan por realizar una conducción temerosa que, lejos de ser más segura, se convierte en un problema tanto para ellos como para los demás coches que circulan en la carretera. Entre otros motivos, también se encuentran: el asfalto deslizante, que puede provocar un accidente con su consiguiente atasco kilométrico, o los numerosos fallos en los semáforos que se dan en todas las ciudades en días de lluvia torrencial.

¿Cómo evitar los atascos los días de lluvia?

Durante los días de lluvia se debe extremar la precaución, ya que el tiempo de reacción del coche es mayor y la visibilidad y la estabilidad mucho menores. Cualquier fallo al volante en un día de fuertes lluvias puede desembocar en un indeseado accidente. Por lo que debes prestar mucha atención a la carretera y maximizar las precauciones. Dicha prudencia debe ser mayor cuando se conduce durante la noche.

Entre los aspectos de la conducción que se deben modificar destaca la velocidad de la marcha, la cual debe ser reducida. Sin embargo, hay que mantener una velocidad no demasiado baja ya que esto también podría provocar un accidente. Como ya sabrás, los acelerones y frenazos no son beneficiosos en ninguna situación, pero adquieren especial peligro en condiciones de climatología adversa. Por lo que intenta realizar una conducción lo más suave posible tratando el embrague con delicadeza.

Otros aspectos sobre los que debes prestar atención son: mantener activadas las luces de emergencia encendidas durante el atasco, asegurarte de mantener el parabrisas en un estado óptimo y ocuparte de que los cristales no se empañen manteniendo una temperatura adecuada en el interior del habitáculo. Siguiendo todas estas recomendaciones no tendrás ningún problema durante los bonitos días de lluvia.

Son muchos los motivos que provocan kilómetros de retenciones durante los días de lluvia. Realiza una conducción segura, tomando las precauciones necesarias y evitarás, en la medida de lo posible, la aparición de atascos (al menos en lo que a ti respecta). Ya sea con lluvia o sin ella, disfruta de la carretera… pero siempre con cuidado.

Lo último
Comunicación del desempeño ambiental y energético Publicado el 21 de mayo de 2019

Emesa, en su compromiso con la protección del medio ambiente y uso eficiente de la energía, decide certificar su Sistema de Gestión por AENOR conforme a las normas UNE-EN ISO 14001:2015 y UNE-EN ISO 50001:2011. La implantación de estos sistemas en la organización, ha ayudado a mejorar el desempeño ambiental y energético mediante el establecimiento […]

Resumen de las normas de circulación que más se nos olvidan Publicado el 21 de mayo de 2019

Siempre viene bien hacer un resumen de las normas de circulación. Se trata de unas normas que, aunque todos aprendemos en un momento dado, pueden olvidarse. Además, el hecho de que se modifiquen cada cierto tiempo puede llevar a confusión. Por eso, en este post te vamos a aclarar las dudas que puedas tener con […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019