Carriles de aceleración y desaceleración: cómo utilizarlos adecuadamente


Emesa
Publicado el 06/09/2022
Carriles de aceleración y desaceleración

¿Sabes lo importante que es utilizar correctamente los carriles de aceleración y desaceleración como parte de la seguridad vial? Cuando vas a incorporarte o salir de una vía tienes que extremar la precaución. Es fundamental que observes, señalices y adaptes tu velocidad para no provocar ningún accidente. Una de las infracciones más comunes que cometen los conductores al incorporarse desde estos carriles es no ceder el paso a los vehículos que ya están circulando por la vía. A continuación, te explicamos todo lo que debes saber al respecto, prestando atención a una serie de pautas básicas.

Carriles de aceleración y desaceleración: ¿qué es cada uno?

¿Para qué sirve el carril de aceleración? Los carriles de aceleración son aquellos que sirven para incorporarse a la circulación de una vía. Los encontrarás en las vías rápidas como autopistas y autovías, pero también en las carreteras convencionales. Te permiten adaptar la velocidad de manera progresiva a la de la vía a la que te estás incorporando. Son un punto crítico porque hay que coordinar la posición y la velocidad del vehículo que se incorpora y del que circula por la vía.

Se utilizan para acelerar y alcanzar la velocidad, de tal manera que cuando los vehículos se incorporen a la vía no entorpezcan la circulación del resto de vehículos. Hay que dominar las maniobras para evitar accidentes.

Los carriles de desaceleración son los que se utilizan para abandonar una vía sin necesidad de reducir la velocidad de manera drástica. Al igual que los carriles de aceleración, también los encontrarás en autopistas y autovías y en carreteras convencionales. El error más común al abandonar una vía de circulación es hacerlo demasiado tarde, obligando a reducir la velocidad de los vehículos que están circulando por el carril de desaceleración.

Es indispensable estar bien colocado para abandonar la vía. Los conductores tienen que posicionarse en el carril más cercano a la salida con la suficiente antelación y señalizar la maniobra como es debido.

Si te pasas una salida, bajo ningún concepto debes dar marcha atrás. Es una infracción de carácter grave que conlleva una sanción de entre 200 y 500 euros (en función de la distancia recorrida) y la pérdida de 4 a 6 puntos del carné.

¿Cómo incorporarse adecuadamente? El carril de aceleración

Es importante que como conductor conozcas una serie de normas básicas para incorporarse como es debido al carril de aceleración y no entorpecer el tráfico.

  • Debes detenerte cuando empieza el carril si tienes que ceder el paso para luego incorporarte a la vía.
  • Por supuesto, debes observar el estado del tráfico a través de los espejos retrovisores, atendiendo a la velocidad y la dirección del resto de vehículos.
  • Tienes que aumentar la velocidad de manera progresiva siguiendo las medidas de seguridad y señalizando la maniobra con el intermitente adecuado.
  • A todo esto hay que sumar que debes facilitar en la medida de lo posible la incorporación del resto de vehículos que se acerquen por el carril de aceleración.

Para qué sirve el carril de aceleración

Carril de desaceleración: así se debe abandonar una vía

A la hora de abandonar una vía a través del carril de desaceleración, hay varias pautas que como conductor debes conocer, por tu seguridad y la de todos los usuarios.

  • Es fundamental que adviertas la maniobra que vas a realizar con la antelación suficiente.
  • Tienes que colocarte en el carril más cercano a la salida con antelación.
  • Es importante que salgas por el principio del carril de desaceleración. Esperar al final no es una buena idea, porque te obligaría a reducir drásticamente la velocidad e interrumpir la circulación de otros vehículos que ya circulen por ese carril.
  • Para ello, debes valorar cuánto mide el carril de desaceleración. En algunas carreteras convencionales este carril mide muy poco, así que puedes empezar a frenar un poco antes de llegar a la salida.
  • En ningún caso tienes que utilizar el arcén para entrar en el carril de desaceleración.

Esto es todo lo que debes saber acerca de los carriles de aceleración y desaceleración. Sirven para incorporarse y abandonar algunas vías con total seguridad si sigues nuestras indicaciones. No olvides prestar atención al significado de las marcas viales de tráfico, ya que te indicarán dónde empiezan y termina estos carriles.

Lo último
¿Cómo se realiza el mantenimiento de puentes? Publicado el 29 de septiembre de 2022

El mantenimiento de puentes tiene una importancia vital en el correcto funcionamiento de las comunicaciones terrestres. De los 200 000 kilómetros de carreteras y vías de ferrocarril que hay en España, 1000 kilómetros están cubiertos por puentes. El verdadero impulso de la red tuvo lugar a partir del siglo XIX, utilizando, para los viaductos y […]

La importancia de la retrorreflexión en las señales de tráfico Publicado el 27 de septiembre de 2022

La retrorreflexión es esa cualidad que te permite ver las señales de tráfico por la noche, así como los paneles sobre las autopistas y la señalización horizontal. ¿Sabías que no tienen el mismo coeficiente de retrorreflexión las señales ubicadas en las zonas urbanas, periurbanas o las carreteras? ¿Y que las señales deben ser fabricadas de […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019