¿Cómo usar un desfibrilador externo semiautomático como los de la M-30?


Publicado el 14/06/2019
desfibrilador externo semiautomatico

Los Desfibriladores Externos Semiautomáticos (DESA) son productos sanitarios debidamente homologados, programados para analizar el ritmo cardíaco, identificar las arritmias mortales y administrar, si es necesario, una descarga eléctrica controlada sobre el tórax de la persona afectada. De esta manera restablece rápidamente el ritmo cardíaco. Sin embargo, es de vital importancia que se actúe con rapidez en esos casos, o la víctima no podrá sobrevivir. El tiempo límite de reacción es de 10 minutos desde la parada cardiaca.

Gracias a él, la M30 ha recibido el reconocimiento de ser el primer túnel cardioprotegido del mundo. Actualmente en ella hay nueve de estos desfibriladores:

  • Cuatro en los camiones de los agentes de intervención de las bases.
  • Cuatro en los furgones de los vigilantes.
  • Uno en el Centro de Control.

Además, la M30 cuenta con 80 agentes durante las 24 horas del día y los 365 días del año, y colabora con los servicios de emergencia y la policía local. El tiempo de atención es de una media de 5 minutos, uno de los mejores tiempos de todas las carreteras de España.

Diferencias entre desfibrilador externo semiautomático (DESA) y automático (DEA)

Tanto el desfibrilador externo automático (DEA) como el desfibrilador externo semiautomático (DESA) son capaces de detectar las arritmias y reanimar al paciente tras el infarto, mediante una descarga eléctrica efectuada sobre el tórax que le permite retomar su pulso normal. La única diferencia es que el primero es automático y el segundo semiautomático.

Esto quiere decir que, aunque ambos detectan automáticamente incidencias en el ritmo cardíaco, la utilización del desfibrilador automático realiza la descarga automáticamente,. Mientras que el DESA requiere la autorización del paciente o personal que lo trate, y la descarga solo se activa si el individuo pulsa “descargar”.

Se recomienda a los pacientes con problemas cardiacos, así como a su familia o personas cercanas que estén familiarizadas con las técnicas de reanimación cardiovascular. No es necesario estar familiarizado con el DESA, como veremos, ya que se trata de un instrumento muy sencillo.

¿Quién puede usar un desfibrilador externo semiautomático (DESA)?

Cualquiera puede utilizarlo, ya que es un sistema muy sencillo y solo se deben seguir las instrucciones de voz que transmite. Por eso, no es necesaria ninguna formación previa para utilizarlo.

Por eso, generalmente el DEA solo puede ser utilizado por personal sanitario y el DESA puede utilizarlo cualquiera. El DESA puede ser utilizado también por no profesionales, y por eso pueden encontrarse en espacios públicos.

En cualquier caso, el DESA sigue siendo seguro. Efectúa un análisis previo de la situación de la persona y, si no detectara fibrilación, no efectuará ninguna descarga, aun cuando se haya presionado el botón erróneamente. Por eso, se suele decir que el DESA sólo puede salvar vidas, pero nunca producir perjuicio al paciente.

Legalmente, en la comunidad de Madrid, cualquier persona puede utilizar un desfibrilador, también el personal sanitario no preparado. Sin embargo, el personal sanitario o quienes dispongan de formación siguen teniendo preferencia para utilizarlo. En todo caso, si se da un accidente cardiovascular quien lo utilice deberá contactar al 112 y seguir sus indicaciones hasta que lleguen los servicios de emergencia.

En otras comunidades autónomas y países, esta legislación puede ser distinta.

Sin embargo, consideramos importante que leas cómo actuar en el caso de que tu acompañante sufra un ataque al corazón, y en qué momento debes aplicarle el DESA.

¿Qué hay que hacer antes de utilizar el DESA?

A continuación te explicamos detalladamente qué has de hacer en caso de accidente cardiaco:

  1. Comprueba que se trata de una parada cardiaca. Intenta reanimar a la persona. Si no responde pasa al siguiente paso.
  2. Llama al 112. Es necesario que actúes con calma para dar tu nombre, la dirección en la que te encuentras y lo que está ocurriendo. Sigue las instrucciones de los profesionales.
  3. Comprueba el pulso y respiración de la persona. Si es necesario realiza el RCP (Reanimación CardioPulmonar) o masaje cardíaco. Recomendamos aprender la técnica completa del RCP (masaje cardiaco y boca a boca).
  4. Busca un DESA cercano. En el siguiente apartado te explicamos cómo utilizarlo.

A la luz de esto, volvemos a recomendar a los allegados de personas enfermas de corazón, que conozcan las ubicaciones de los DESA, para saber a dónde dirigirse en caso de un ataque al corazón. Estos equipos de desfibrilación semiautomática pueden salvarle la vida, pero hay que recordar que es necesario actuar antes de que pasen 10 minutos desde la parada cardíaca.

Recuerda también la importancia de que el cuerpo del paciente y su ropa estén totalmente secas antes de aplicarle el DESA, y que no esté en una zona mojada o un charco.

Asimismo, recordamos que no se debe tocar al paciente al conectarle el aparato.

El DESA sólo efectuará la descarga si es necesario. Por tanto, no hay que temer que efectúe una descarga que dañe al paciente.

¿Cómo se usa un desfibrilador externo semiautomático (DESA)?

  1. Comprueba que la piel y la ropa del paciente están totalmente secas.
  2. Enciende el DESA y escucha las instrucciones de la voz del aparato
  3. Deja el pecho del paciente al descubierto (normalmente hay unas tijeras junto al DESA para cortar la ropa). Coloca los dos parches adhesivos en el pecho de la víctima
  4. Conecta el cable, y sigue las instrucciones del DESA. Primero hará un análisis de la víctima. Recuerda que para efectuar la descarga, deberás activarlo tú.
  5. Si no funciona, volver a efectuar el RCP, como hemos explicado en el apartado anterior.
  6. Después de dos minutos de RCP, si no ha acudido todavía el personal de emergencias, volvemos a colocarle el DESA para que analice su ritmo cardiaco.

Como habrás comprobado, el DESA es un instrumento fácil de utilizar por cualquiera y muy efectivo para salvar vida. Es por ello que son imprescindibles en los así llamados espacio cardioprotegidos, infunde tranquilidad en las personas con enfermedades del corazón y puede ayudar a salvar muchas vidas. Gracias a su compromiso con la seguridad y la vida, la M30 ya es el primer túnel cardioprotegido del mundo.

Lo último
13 consejos para conducir de noche de manera segura Publicado el 19 de septiembre de 2019

En este artículo te ofrecemos trece consejos para conducir de noche con seguridad. Y es que a estas alturas de verano ya comienza a notarse que los días son más cortos. Esto hace que algunos conductores tengan que conducir de noche antes o después de su jornada laboral. Circular con condiciones meteorológicas adversas aumentan el […]

Transporte y movilidad sostenible: Ejemplos para cuidar el medio ambiente Publicado el 16 de septiembre de 2019

El transporte y la movilidad sostenible llegan para quedarse. Este año Emesa participa en la iniciativa con el objetivo de que los usuarios de la M30 se muevan por la ciudad de la manera más sostenible posible. Si en 2018 ya ha dado zancadas con el surgimiento de nuevas marcas de carsharing, motosharing, patinetes por la […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019