¿Qué es el efecto isla de calor en las ciudades?


Emesa
Publicado el 28/05/2024
efecto isla de calor

El efecto isla de calor en las ciudades es un fenómeno que nos afecta a todos, especialmente durante las olas de calor del verano. ¿Alguna vez has sentido que ciertos lugares en tu ciudad están más calurosos que otros, especialmente en verano? Esto no es casualidad. Este fenómeno, además de ser interesante, puede tener consecuencias serias sobre nuestra salud y bienestar. Exploraremos qué es exactamente, por qué ocurre y qué podemos hacer para mitigar sus efectos.

¿Qué es el efecto isla de calor?

Primero, vamos a clarificar el término «isla de calor». Imagina una isla, pero en lugar de estar rodeada de agua, está rodeada de un «mar» de temperaturas más frescas. Esta isla representa un entorno urbano donde las temperaturas son consistentemente más altas que en las zonas circundantes.

Ahora, ¿qué es el efecto isla de calor? Este efecto ocurre cuando las actividades humanas y las características de las ciudades causan que sus temperaturas sean significativamente más altas que en las áreas menos urbanizadas. Es como si en el centro de la ciudad hubiese un pequeño microclima que retiene más calor.

Factores que contribuyen a este efecto en las ciudades

Para entender mejor este concepto de isla de calor y sus efectos, vamos a desglosar algunos de los principales culpables que intensifican este efecto en las áreas urbanas:

  • Escasez de zonas verdes. La falta de vegetación en áreas urbanas que no pueden beneficiarse de la sombra natural ni de la evaporación del agua de las plantas va en contra de la posibilidad de enfriar el aire.
  • Superficies de estructuras oscuras y con alta conductividad térmica. Materiales de construcción como el asfalto y el cemento absorben y retienen el calor más eficientemente que los materiales más claros y menos densos. Esto actúa en beneficio de la creación de una isla de calor.
  • Exceso de altura de estructuras urbanas. Los edificios altos pueden bloquear la circulación de aire, atrapando el calor en las calles.
  • Contaminación de la atmósfera. Las emisiones de gases de efecto invernadero no solo contribuyen al calentamiento global, sino que también atrapan calor adicional en áreas urbanas densamente pobladas.

Consecuencias del efecto isla de calor

Este fenómeno tiene efectos tangibles y a menudo negativos en la vida urbana, incluyendo los siguientes:

  • Mayor consumo de energía. Las altas temperaturas incrementan la demanda de aire acondicionado, lo cual, a su vez, eleva el consumo de energía.
  • Mayor contaminación atmosférica. El aumento en el uso de energía frecuentemente resulta en mayores emisiones de contaminantes.
  • Impacto negativo en la salud de los ciudadanos. El exceso de calor puede exacerbarse problemas de salud, especialmente en personas vulnerables como ancianos y niños.
  • Impacto negativo sobre la economía. Desde la salud hasta la productividad laboral, los costes económicos del calor excesivo son significativos.

efecto isla de calor

¿Qué acciones se pueden tomar para reducir el impacto negativo del efecto isla de calor?

Afortunadamente, hay varias estrategias que pueden ayudar a aliviar este efecto:

  • Arquitectura bioclimática. La arquitectura bioclimática es un enfoque de diseño arquitectónico que busca adaptar las edificaciones a las condiciones climáticas locales y al entorno natural con el objetivo de optimizar el confort térmico y reducir el consumo de energía. Diseñar edificios que maximicen la eficiencia energética y reduzcan la acumulación de calor evitaría el efecto isla de calor.
  • Infraestructuras sostenibles. Las infraestructuras sostenibles son aquellas diseñadas, construidas y operadas de manera que minimicen su impacto ambiental, promuevan la eficiencia en el uso de recursos y mejoren la calidad de vida de las comunidades a las que sirven. Por ejemplo, promover el uso de materiales reflectantes en techos y pavimentos puede disminuir la absorción de calor.
  • Movilidad sostenible. Fomentar el uso de transporte público, bicicletas y caminatas, reduciendo así la contaminación y el calor generado por vehículos. En nuestro blog ya te hablamos de los beneficios del transporte y movilidad sostenible.
  • Impuestos verdes. Implementar políticas fiscales que promuevan prácticas ambientalmente responsables puede ayudar a reducir los efectos de las islas de calor.
  • Ecobarrios. También conocidos como barrios sostenibles, se trata de comunidades urbanas diseñadas y gestionadas bajo principios de sostenibilidad ambiental, social y económica. Además, estos barrios buscan minimizar su huella ecológica.
  • Corredores verdes. Crear más espacios verdes que puedan servir como pulmones de la ciudad y refrescar el ambiente urbano.

El efecto isla de calor es un desafío significativo pero manejable con las estrategias adecuadas. Implementando políticas y prácticas basadas en la sostenibilidad, podemos mitigar los impactos negativos de este fenómeno y hacer nuestras ciudades lugares más habitables y saludables para todos.

Lo último
¿Cuáles son los barrios fuera de la M-30? Publicado el 18 de junio de 2024

La M-30 no es solo una vía de circulación en Madrid; es una arteria vital que late al ritmo de la vida diaria de la ciudad, delineando una frontera entre el Madrid más céntrico y los vibrantes barrios que se extienden más allá de su curva. Este cinturón no solo es testigo de la historia […]

Así serán las carreteras del futuro Publicado el 13 de junio de 2024

En todo el mundo se calcula que hay unos 50 millones de kilómetros de carreteras. Muchas de estas vías permanecen ancladas en el tiempo, pero otras han evolucionado a gran velocidad. ¿Los motivos? Aumentar la seguridad vial y reducir la contaminación, entre otros. Con la incorporación de la tecnología a las vías de comunicación actuales, […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019