¿Cuál es la legislación de las bicicletas eléctricas en España?


Publicado el 28/06/2019
legislacion bicicletas electricas españa

La legislación de las bicicletas eléctricas en España surgió a raíz de la popularización de estos aparatos, ya que sus características difieren un poco a las de las tradicionales, sobre todo en lo relativo a la velocidad máxima que podían alcanzar y que no se necesita permiso de conducir. Aunque, podríamos pensar que tiene más semejanzas con vehículos como las motocicletas, lo cierto es que la normativa que se le ha aplicado es bastante diferente a la de los vehículos de motor.

Se trata de una bicicleta que utiliza un motor con potencia y una batería que se carga a través de la electricidad o la luz solar y suele tener una autonomía entre los 30 y los 60 kilómetros. Aunque tienen más años de lo que pensamos, lo cierto es que su popularización en las zonas urbanas no llegó hasta finales de los años 90, incluido a España.

¿Cuándo una bicicleta está homologada como eléctrica?

Como el resto de vehículos a motor, las bicicletas eléctricas que quieran circular libremente tienen que cumplir una serie de requisitos que están regidos por la Directiva Europea 2002/24/EC y las normas nacionales recogidas en el Artículo 22 del Real Decreto 2822. Dichos requisitos son los siguientes:

1. Motor incorporado

El motor eléctrico debe ir acoplado a la rueda de atrás, al lado del cambio y entre sus características destacan que tiene que tener una potencia máxima de 250 vatios y no alcanzar velocidades superiores a los 25 kilómetros por hora. Con respecto al mecanismo de encendido del motor, este solo puede funcionar cuando se está pedaleando. El motor deberá detenerse cuando se de cualquiera de estas opciones:

  • Dejar de pedalear de forma automática
  • Cuando se alcancen velocidades inferiores a 25 km/ hora.

2. Frenos y luces

Al igual que las bicicletas convencionales, este tipo de bicicletas tienen que tener timbre y dos tipos de frenos, los traseros y los delanteros. Con respecto a los catadióptricos (reflectantes para ser vistos en la oscuridad) tienen que estar en los laterales, los pedales y la parte trasera. La normativa también indica que este equipamiento de iluminación se complete con luces de posición en la parte de delante y la de atrás.

3. La importancia del peso

La bicicleta eléctrica homologada no debe pesar más de 40 kilos (incluyendo el motor), si no es así se consideraría ciclomotor.

Es muy importante cumplir todos estos requisitos a rajatabla para disfrutar de las ventajas de las bicis eléctricas sin arriesgarte a que te multen. Existe cierta controversia con los denominados «aceleradores» que se instalan en las bicicletas para que el motor se encienda más rápidamente, esto automáticamente anula la homologación de las bicis.

Legislación de las bicicletas eléctricas en España

Tanto la legislación europea como la española indican que la homologación de las bicicletas eléctricas supone disfrutar de su uso dentro de los núcleos urbanos con una serie de ventajas con respecto a otros vehículos a motor. Esto quiere decir que, en la ciudad, podrás utilizarla sin casco e ir tranquilamente por el carril bici (que no por la acera). Sin embargo, sí tendrás que usar el casco en las carreteras y vías interurbanas.

Tampoco vas a necesitar una licencia especial para conducirla, pero, evidentemente, tendrás que saber ciertas reglas básicas de circulación vial, como las señales, y respetarlas. Por la noche, sí se exigen ciertas normas, como que vayan equipadas con una luz delantera de color blanco y otra trasera, roja, para que sea fácilmente identificable por los demás vehículos y los peatones.

Con respecto al impuesto de circulación y los seguros, las bicicletas eléctricas están exentas de su pago. Aunque es una buena noticia para el bolsillo de sus dueños, lo cierto es que implica cierto riesgo, ya que si produce un accidente por su culpa se tendrá que hacer cargo de todos los gastos.

Qué pasa con las baterías

Las baterías de la bicicleta las hacen bastante pesadas, de hecho, añaden unos 8 kilos al total. Si tienes que cargarla a diario para subir las escaleras, esto te puede suponer un gran problema. Además, no hay que olvidar que necesitan ser cargadas con cierta frecuencia para que la bici funcione, algunas de ellas pueden ser enchufadas a la corriente eléctrica una vez extraídas, pero otras no se pueden quitar y han de ser enchufadas con la bicicleta.

En conclusión, la legislación de bicicletas eléctricas en España ha puesto ciertos límites a la hora de establecer sus características. Esto permite beneficiarse de las ventajas que tiene circular por el núcleo urbano, sin casco y utilizando el carril bici, por ejemplo. Para ello, es necesario que las bicis no superen los 40 kilos y tengan un motor de 250 vatios, como máximo.

Lo último
¿Cómo funcionan los radares multicarril de la M-30? Publicado el 14 de noviembre de 2019

El radar multicarril puede llegar a controlar hasta 6 carriles a la vez en ambos sentidos. La M30 cuenta con dos radares de este tipo. Te contamos dónde se encuentran, cómo funcionan y qué infracciones son capaces de captar. Ubicaciones de los radares multicarril en la M-30 Uno de estos dos radares se encuentra en […]

¿Se puede circular y aparcar un Zity fuera de la M-30? Publicado el 11 de noviembre de 2019

Puedes conducir tu Zity fuera de la M30, pero hay limitaciones de circulación y aparcamiento que debes conocer. A continuación resolvemos todas las dudas que puedas tener acerca de la circulación de estos coches de alquiler. Circular y aparcar un Zity fuera de la M-30 Se puede circular fuera de la M30 teniendo siempre cuidado […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019