Tipos de luces de los vehículos: ¿Cuándo se utilizan?


Publicado el 31/10/2019
luces de los vehiculos

Uno de los elementos clave en seguridad vial, son las luces de los vehículos. Cuando las carreteras están insuficientemente iluminadas son imprescindibles, para ver y ser vistos. Pero no siempre se debe utilizar el mismo tipo de luces, dependerá de la situación en la que se encuentre la carretera y de las maniobras que se quieran realizar. Es muy importante hacer un buen uso de ellas y que funcionen correctamente, ya que de lo contrario podrás ser sancionado por las autoridades con una multa económica de hasta 200 euros.

Tipos de luces de los vehículos

Es imprescindible conocer el funcionamiento de las luces de los vehículos en todas las situaciones que se puedan presentar durante la conducción. Deberás prestar atención y hacer un buen uso de ellas, ya que de lo contrario podrás molestar y deslumbrar a otros usuarios de la carretera.

El uso del tipo de luces de los vehículos depende de la vía de circulación, las condiciones adversas, como la lluvia o la niebla, o las maniobras que se realicen.

Luz de cruce o corta

Las luces de corto alcance o de cruce siempre se utilizan desde que empieza a anochecer hasta que termina de amanecer, es decir, de noche. Pero además, se tienen que utilizar de día cuando lo exijan las circunstancias, es decir, cuando la visibilidad sea reducida por lluvia, niebla, nubes de polvo o humo.

En túneles y carriles especiales, como los reversibles, adicionales o habilitados para circular en sentido contrario, también deberás encender las luces de corto alcance. Está permitido su uso en todo tipo de vías, desde las autovías y autopistas a las vías urbanas.

Si tu vehículo tiene luces diurnas debes saber que nunca reemplazan a las luces de cruce.

Luz de carretera o larga

Las luces de largo alcance o de carretera tan solo se utilizan de noche y en carreteras con poca iluminación. Solo se pueden encender si no se ve al coche delantero a 10 metros o un vehículo oscuro a 50 metros a más de 40 km/h.

En el caso de que haya alguna posibilidad de deslumbrar a peatones, conductores en sentido inverso o provocar destellos en el retrovisor del vehículo delantero tienes que cambiar a las luces de cruce inmediatamente. También las quitaremos cuando se acerque un vehículo de frente, incluso en carreteras con mediana. Están prohibidas en las poblaciones.

Luces antinieblas

Como su propio nombre indica, se deberán de utilizar en caso de niebla. La luz antiniebla trasera es obligatoria cuando hay niebla espesa, nevadas y lluvias intensas, o nubes de polvo o humo densas. Pero la luz antiniebla delantera no es obligatoria, así que en ningún caso será imprescindible que lo utilices.

Eso sí, es muy útil que en malas condiciones de visibilidad las encendamos junto a las luces de cruce.

Está prohibido utilizarlas si llueve poco o si ya no hay niebla, ya que pueden molestar a otros conductores. Por lo que, recuerda apagarlas en cuanto la visibilidad se haya recuperado.

Luces de posición

Cuando enciendes las luces cortas, las largas o las antinieblas, las luces de posición se activan de modo automático. Sirven para indicar al resto de usuarios la situación y el tamaño del coche. Su única función es indicar la posición del vehículo, de modo que no podemos circular sólo con las luces de posición, ya que no alumbran.

Así que deberás encenderlas cuando pares en vías interurbanas, núcleos urbanos o travesías. También si inmovilizas el vehículo en el arcén de noche.

Luces de frenado

Todos los vehículos están obligados a llevarlas. Además, lo hacen en múltiples de dos y de modo simétrico. A las dos luces se suma la tercera luz de freno obligatoria que se sitúa en la parte central superior y es de color rojo.

Las accionamos pisando el pedal del freno, y alertan a los usuarios de la vía que nos siguen de que estamos reduciendo la velocidad. Deben estar siempre encendidas, aunque la tercera puede parpadear en caso de frenado extremo.

Luces de marcha atrás

Igual que en el caso de las luces de freno, solo las podemos activar si engranamos la marcha atrás en el cambio. Nuestro vehículo puede llevar una o dos luces de marcha atrás, siempre de color blancas, que nos permiten indicar al resto de conductores y peatones que el vehículo circula hacia atrás. Además, nos permiten iluminar la parte trasera del coche, lo que facilita la ejecución de maniobras, en especial de noche o si aparcamos en un garaje o un espacio poco iluminado.

Ahora que ya sabes cómo funcionan los sistemas de iluminación de los vehículos, recuerda utilizar preferentemente las luces de cruce o cortas, dejar las de carretera o las antiniebla solo para casos de necesidad. Las de freno y marcha atrás las activarás automáticamente al realizar las maniobras correspondientes. Y las de posición recuerda que no iluminan, pues solo sirven para indicar dónde está el vehículo. No te olvides de realizar las revisiones periódicas oportunas y mantener las luces de tu vehículo en buen estado.

Lo último
Comienza la Semana de la Movilidad Europea 2020 Publicado el 16 de septiembre de 2020

Hoy da comienzo la XX edición de la Semana de la Movilidad Europea que finalizará, como cada año, el día 22 de septiembre con la celebración del Día sin Coche. Durante esta semana, se realizan diferentes actividades para promover la movilidad sostenible y fomentar su desarrollo en las ciudades. La participación en esta edición ha […]

Emesa cumple 15 años al servicio de la M-30 Publicado el 12 de septiembre de 2020

Hoy hace 15 años que nació Emesa, Empresa de Mantenimiento y Explotación de la M-30. Hace ya tres lustros que surgió para unirse como socio privado de Madrid Calle 30 y ofrecer un servicio de calidad y una experiencia segura a los más de 2 millones de usuarios que transitan la vía de circunvalación M-30 […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019