Neumáticos y ahorro de combustible ¿es cierto?


Publicado el 14/08/2018
neumaticos ahorro combustible

Es fundamental elegir bien los neumáticos para el ahorro de combustible, habida cuenta de que suponen el 20 % del total del consumo. Por ese motivo, saber elegir ruedas es una cuestión de eficiencia energética. En el artículo se habla de la relación entre los neumáticos y el ahorro de combustible, ofreciendo consejos prácticos.

Elegir neumáticos adecuados ayuda a ahorrar gasolina

Como principio general, hay que tener en cuenta que existen varios tipos de ruedas, siendo los aspectos más importantes la calidad de los materiales y la configuración de las mismas. A partir de ahí, una buena elección permitirá consumir menos combustible porque el neumático se adapta mejor a la superficie o tiene menos resistencia a la rodadura. Este elemento es fundamental porque, dependiendo de esos factores, los consumos de combustible pueden variar, y mucho.

Por ejemplo, unos neumáticos de clase A tienen poca resistencia a la rodadura y, mientras que estos tienen la eficiencia máxima, los mínimos están en la clase G. Este simple detalle, que está relacionado con el tipo de material, puede suponer un ahorro de hasta 300 euros de combustible durante la vida útil del neumático, de manera que compensa plantearse esta cuestión.

Tips para economizar al comprar unas ruedas

Economizar a la hora de comprar unas ruedas tiene que estar relacionado con lo que se quiere gastar en el neumático, pero también con la superficie sobre la que hay que rodar. Hay una serie de tips que pueden ayudar a comprar la rueda que realmente se necesita porque, muchas veces, aunque se apliquen los cuidados necesarios, el problema está en el neumático que se compró de inicio.

  1. Comprar los neumáticos en función de la época del año. Aunque muchos propietarios no lo hacen, lo ideal es tener unos neumáticos específicos para el invierno (época de lluvia y nieve) y otros para el verano. Dos juegos de ruedas cumplirán esa función. Los neumáticos All Season, si bien son polivalentes, consumen más de la media.
  2. Aprovechar las ofertas porque, en muchos casos, se puede conseguir el juego completo a un buen precio. Eso sí, consulta siempre la etiqueta delantera para comprobar el nivel de calidad porque los conceptos de resistencia a la rodadura, ruido o distancia de frenado con lluvia son básicos a tener en cuenta.
  3. Bajo ningún concepto hay que comprar neumáticos usados, y esto ya es una cuestión de seguridad. Una rueda aparentemente en buen estado usada puede tener una gran cantidad de imperfecciones que serán letales durante la conducción.
  4. Hay que comprobar la homologación del neumático para que no haya el problema de que este se haya pasado de fecha o que, simplemente, no esté aceptado por la Unión Europea. En ocasiones, las ofertas muy buenas pueden tener esta letra pequeña.
  5. Existe la posibilidad de comprar neumáticos ecológicos, aunque esta opción es interesante solo para aquellas personas que tengan la intención de utilizarlos a largo plazo. Si se utilizan durante todo el periodo de vida útil, a largo plazo se ahorrará combustible.

Cuidados para mantener los neumáticos en buen estado

Más allá de lo que se gaste en comprar en el neumático y el que finalmente se elija, hay unos consejos prácticos para mantenerlos en buen estado y prolongar su vida útil. Son los siguientes:

  1. No mezclar en ningún caso marcas o modelos diferentes. Al fin y al cabo, y aunque estas suelen ser pequeñas, hay diferencias, este aspecto ya influirá en el equilibrio de la conducción sobre los ejes y, en consecuencia, el ahorro de combustible puede ser menor.
  2. Comprobar que se circula con la presión correcta, como mínimo una vez al mes. Hay que tener en cuenta que una presión muy baja aumentará el consumo de combustible por la excesiva adherencia al firme, además de ser peligroso. Por otra parte, con una presión excesiva se corre el riesgo de saltos que comprometan la seguridad de la conducción.
  3. Rotar las ruedas para conseguir un desgaste uniforme porque es posible que las diferencias de presión que no se han percibido influyan en la conducción. Lo recomendable es comprobar ese aspecto cada 6 meses o 10 000 kilómetros. De esta manera, se evitará un gasto sobredimensionado en la rueda y el consecuente gasto de combustible adicional.
  4. El estilo de conducción. Esto es fundamental porque una conducción agresiva o que incida en el agarre máximo en las curvas quemando rueda supondrá un desgaste y no se ahorrará combustible. De la misma manera, cuando se conduzca sobre una superficie con baches habrá que tenerlo en cuenta.

En los neumáticos, el ahorro de combustible es posible, pero saber elegirlos es una cuestión mucho más compleja de lo que parece. Además, y una vez que se tome una decisión, hay una serie de acciones de mantenimiento que se pueden realizar para mantenerlos en perfectas condiciones.

Lo último
¿Cómo funciona la ventilación de los túneles en la M-30? Publicado el 30 de marzo de 2020

La ventilación en los túneles de la M30 es vital para garantizar la seguridad de sus usuarios en caso de accidente o incendio. Esta vía cuenta con un total de 48 kilómetros de túneles, que están provistos de 2 sistemas diferentes de ventilación que permiten cumplir con las normativas en cuestión de seguridad vial. En […]

Línea amarilla zig zag: ¿Se puede parar en esta zona? Publicado el 26 de marzo de 2020

Cuando estamos buscando sitio de aparcamiento, muchas veces nos surgen dudas sobre si podemos parar o estacionar sobre la zona con línea amarilla en zig zag. Sabemos que si el bordillo pintado es una línea amarilla continua significa no aparcar ni parar y el bordillo pintado de amarillo discontinuo significa que no se puede aparcar […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019