El papel de las nuevas energías en el transporte urbano


Emesa
Publicado el 23/09/2021
nuevas energías transporte

Las nuevas energías en el transporte están ganando cada vez más protagonismo. Consisten en combustibles diferentes del petróleo y que tienen como objetivo reducir la emisión de gases de efecto invernadero. La mayoría no derivan de elementos fósiles, lo que las hace ser más sostenibles. ¿Qué tienes que saber de su papel en las ciudades?

Las nuevas energías en el transporte urbano

Encontrar nuevos combustibles es una causa que lleva varias décadas activa. Los diferentes países son conscientes de que los derivados del petróleo resultan muy contaminantes. Con el afán de evitar las peores consecuencias del cambio climático, se han desarrollado soluciones de todo tipo. Por ejemplo, en España se busca que las emisiones contaminantes del transporte se hayan reducido un 26 % en 2023. Para que veas los avances, estos son los principales carburantes utilizados.

Electricidad

La electricidad es el combustible más conocido, ya que se está aplicando de forma intensiva en diferentes medios de transporte. Los vehículos que la utilizan disponen de baterías que alimentan al motor. Es necesario cargarlas con relativa frecuencia, en especial en los vehículos eléctricos puros y los híbridos enchufables. Además, hay variantes que utilizan pilas de hidrógeno para generar electricidad, pero sin expulsar gases contaminantes.

combustibles alternativos

Las pegas a esta energía alternativa es que la duración de las baterías es escasa, lo que reduce la autonomía de los vehículos. Esta puede alcanzar, en los modelos más punteros, los 600 kilómetros. Sin embargo, es cuestión de tiempo que se logren mayores distancias. Una solución se presenta en los vehículos eléctricos de autonomía extendida, los cuales cuentan con un pequeño motor de combustión auxiliar.

Gas natural

Pese a su origen fósil, el gas natural (GNC/GNL) genera menos emisiones contaminantes cuando se quema. También está disponible en la mayoría de países desarrollados, ya que se utiliza para alimentar los fogones de las cocinas o calentar agua. Su uso reduce la cantidad de óxidos de nitrógeno en un 85 % y elimina el 96 % de las partículas sólidas PM que lanzaría un vehículo de gasolina convencional.

tipos de combustibles fosiles

Además, su coste por kilómetro es un 30 % menor que el diésel y un 50 % menos que el de la gasolina. Los motores no generan tanto ruido como uno de combustión convencional. No obstante, su extracción produce metano, el cual es un gas de efecto invernadero 21 veces más potente que el propio dióxido de carbono.

Gas licuado de petróleo

También conocido como GPL o autogás, este combustible alternativo está compuesto por una mezcla de butano y propano. La composición es apta para alimentar un motor de combustión, aunque esta tiene que estar especialmente adaptada. La más eficiente combina un 70 % de butano con un 30 % de propano para los vehículos ligeros, como son los coches. Si quisieras mover uno pesado, un autobús o un camión, necesitarías una relación de 65/35.

energias contaminantes

Los gases que se utilizan se extraen de yacimientos de petróleo o gas natural, así como de la destilación en refinerías. Uno de sus principales atractivos es su precio, el cual es un 45 % menos que el de la gasolina. Además, la infraestructura de estaciones de servicio es sencilla de instalar y el método de repostaje es similar al habitual, por lo que los conductores apenas encontrarán diferencias significativas. Aquí tienes una lista de lugares donde repostar GLP en Madrid.

En cuanto a la contaminación, el GPL emite menos dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno que la gasolina o el diésel. También expulsa menos partículas, por lo que la Dirección General de Tráfico lo considera un combustible ECO en la nomenclatura de sus etiquetas.

Biocarburantes

En este grupo de energías alternativas para el transporte encontrarás dos principales: el bioetanol y biodiésel. En el primer caso, se trata de un combustible de origen vegetal. Se produce a partir de la caña de azúcar, el maíz o el sorgo, ya que todas ellas cuentan con abundantes cantidades de azúcares. Este elemento es importante al poder transformarse en etanol, el cual puede mover un vehículo tras ser quemado.

El bioetanol se conoce desde 1826, año en el que se desarrolló el primer motor que lo aprovechaba. Sin embargo, como otros combustibles descubiertos en el siglo XIX, se dejó de lado frente a la mayor eficiencia energética de la gasolina. En la actualidad, representa una buena solución, ya que los motores de hoy en día son capaces de aprovecharlo mejor.

combustibles alternativos

Por su parte, el biodiésel se obtiene de grasas animales o vegetales, y es posible aprovechar el que ya se ha utilizado en los restaurantes. Presenta la ventaja de que los motores de gasolina pueden reconvertirse para usar este combustible. Su seguridad está fuera de toda duda, es biodegradable y más barato.

En definitiva, las nuevas fuentes de energía del transporte se van abriendo paso poco a poco. Como ves, hay diferentes alternativas que se están probando con mayor o menor suerte, pero consiguiendo una menor contaminación y un mejor precio en el sector del transporte.

Lo último
Semana de la Ingeniería de Caminos en Madrid Publicado el 14 de octubre de 2021

Del 27 de septiembre al 3 de octubre se celebró en Madrid la Semana de la Ingeniería de Caminos. En su sexta edición, las diferentes jornadas se centraron, como siempre, en mostrar y poner en valor el trabajo de los ingenieros de caminos desde diferentes ángulos, pero también en dar a conocer la transformación de […]

Así ha sido en Madrid el Día Mundial sin Coche Publicado el 12 de octubre de 2021

El pasado 22 de septiembre se celebró el Día Mundial sin Coche y Madrid también quiso sumarse a esta iniciativa que se inscribe dentro de la Semana Europea de la Movilidad (del 16 al 22 de septiembre) y de la que formaron parte más de 400 localidades de España. Una jornada pensada para la concienciación […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019