Sistemas anticontaminación en vehículos: cómo funcionan


Emesa
Publicado el 01/04/2021
sistemas anticontaminación

Los sistemas anticontaminación permiten que los vehículos sean un poco más ecológicos. ¿Cómo lo hacen? A través de dispositivos que reducen el impacto negativo de estos coches en el medioambiente. Ten en cuenta que un coche produce 143 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, por lo que este tipo de soluciones son necesarias para reducir los niveles de contaminación.

Descubre cuáles son los sistemas anticontaminación más importantes que los fabricantes de vehículos han diseñado, sus principales características y cómo funcionan. 

¿Qué son los sistemas anticontaminación de los vehículos?

Se trata de una amplia variedad de dispositivos diseñados para reducir la contaminación que produce un vehículo. Una contaminación que se produce por  la combustión del carburante, un proceso que genera gases como el dióxido de carbono, que son expulsados al exterior. Aunque no solo los coches con motor de gasolina o diésel son los culpables, ya que los coches eléctricos tampoco se libran de la sombra de la contaminación.

Válvula EG

Es un sistema que se desarrolló para cumplir con la normativa Euro II. Su objetivo es disminuir la cantidad de monóxido de carbono que se expulsa a la atmósfera. Lo encontrarás en los vehículos diésel, ya que estos son los que más emiten este gas nocivo. Esta válvula reduce las emisiones en un 30 % a través de la recirculación de los gases que pasan por el colector de escape al de admisión.

Busca disminuir el exceso de oxígeno y la temperatura de la combustión, lo que contribuye a la producción de una mayor o menor cantidad de monóxido de carbono. 

Sonda Lambda

Mide la concentración de oxígeno en los gases que se expulsan, lo que hace que también se llame sensor de oxígeno. El objetivo es permitir una mejor mezcla de aire y combustible, indispensable para que el motor funcione en buenas condiciones. Optimizar la presencia de este gas en la combustión ayuda a que se genere menos monóxido de carbono.

Catalizador

Se instala en el tramo final del tubo de escape para filtrar los gases que se expulsan. Tiene forma de monolito, está fabricado en cerámica y cuenta con una estructura interior de panal de abeja. Los gases pasan a través del catalizador para someterlos a un proceso de filtrado. Además, se añade un agente AdBlue antes de que los gases lleguen a esta pieza para reducir la presencia de monóxido de carbono.

Esto se consigue oxidando el monóxido de carbono y los hidrocarburos sin quemar que aún están presentes. El gas se convierte en dióxido de carbono y agua, además de reducir la cantidad de óxidos de nitrógeno. Para que te hagas una idea de su eficacia, logra eliminar entre el 98 % y el 99 % del monóxido.

Filtro antipartículas

Está colocado antes del catalizador y su función es retener las partículas de hollín para que no terminen en el exterior. Para ello, dispone de un compartimento en el que almacena estas partículas. Su mantenimiento es delicado, lo que hace que se tenga que sustituir por otro para mantener el filtrado. No obstante, esto depende del modelo. Se coloca en los vehículos diésel y ayuda a que sean menos contaminantes.

Existen filtros que incineran las partículas que almacenan cada cierto número de kilómetros. A este proceso se le denomina regeneración, ya que permite al filtro seguir realizando su labor sin mayores problemas. Para conseguir una incineración que apenas deje restos, se somete al hollín a unos 800 ºC.

Sistema AdBlue

Es un líquido que se utiliza para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y de monóxido de carbono. Se trata de una solución acuosa corrosiva y con una proporción de urea del 32,5 %. Está pensado para actuar en los motores diésel de alta cilindrada y se inyecta en dosis pequeñas para garantizar su máxima eficacia.

sistemas anticontaminación

Las normativas que rigen estos sistemas y su evolución

Muchos de estos dispositivos tienen su origen en diferentes normativas europeas. Estas son las Euro 0, I, II, III, IV, V y VI, las cuales inciden en la necesidad de disminuir las emisiones de diferentes gases contaminantes. Además, se han ido revisando con el paso de los años y endureciendo según el contexto. Así, a los fabricantes no les ha quedado más remedio que desarrollar los sistemas que hemos mencionado en las líneas anteriores.

Gracias a ellos, los vehículos destinados al mercado europeo son más respetuosos con el entorno y están adaptados a las necesidades de la sociedad y el medioambiente. Con el paso de los años y el aumento de la concienciación se irán desarrollando mejores mecanismos, en función de la evolución de las normativas.

En definitiva, estos son los sistemas anticontaminación más destacados que existen en la actualidad. Gracias a ellos, tu vehículo contaminará menos, respetarás las diferentes normativas vigentes y ayudarás a conservar el planeta. Además, estarás contribuyendo a cuidar tu propia salud y la de quienes te rodean. 

Lo último
¿Cómo controlamos el estado del pavimento en la M-30? Publicado el 15 de febrero de 2024

La M-30 es la vía de circunvalación que rodea la almendra central de Madrid, y diariamente circulan por ella alrededor de 1,5 millones de vehículos. Esto la convierte en una de las vías más transitadas de España y la más utilizada por los madrileños. Debido a la alta densidad de vehículos que circulan por ella […]

¿Cuáles son las carreteras más peligrosas de España? Publicado el 13 de febrero de 2024

La precaución al volante es siempre la mejor consejera. Sin embargo, en las consideradas carreteras más peligrosas de España se debe prestar especial atención mientras se conduce, ya que las posibilidades de que tengamos un accidente se incrementan de forma considerable. Por la geografía española hay decenas de tramos considerados como tramos negros. De hecho, […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019