Sistemas antiniebla en carreteras: innovación para tu seguridad


Emesa
Publicado el 22/11/2022
Sistemas antiniebla

La niebla  disminuye notablemente la visibilidad en carretera por lo que puede llegar a ser sumamente peligrosa, ya que puede llegar a crear una especie de pared opaca. Como solución se han ideado los innovadores sistemas antiniebla, que ya se están utilizando en España, concretamente en un tramo de 500 metros en la autovía del Cantábrico, a la altura de la provincia de Lugo, en concreto entre las localidades gallegas de Mondoñedo y Abadín.

Cómo afecta la niebla a la conducción

La niebla se forma por la condensación de la humedad del aire, formando gotas de agua microscópicas que no son lo bastante pesadas para caer por gravedad. Se considera niebla cuando estas gotas crean una visibilidad horizontal inferior a un kilómetro.

  • Puede formarse muy rápidamente, en unos minutos y, a veces, de forma imprevisible. Eso la hace todavía más peligrosa.
  • Para que se forme la niebla hacen falta cinco requisitos: cielo despejado, altas presiones en la zona, alta humedad relativa, viento débil y enfriamiento.

A menudo, la niebla desaparece con el sol, pues conlleva un aumento de temperatura del ambiente. Por eso, frecuentemente, existe niebla matinal que luego se disipa o bien se forma poco después del anochecer.

La niebla disminuye notablemente la visibilidad en carretera, por eso aumenta la probabilidad de sufrir un accidente de forma exponencial. Con la finalidad de evitarlos de una forma eficaz y sencilla, no solamente cuentas con las luces antiniebla del coche. Como verás a continuación, la DGT utiliza a día de hoy diferentes sistemas con el fin de evitar al máximo estos accidentes.

Sistemas antiniebla: qué tenemos y hacia dónde vamos

Para que puedas circular con seguridad cuando haya niebla, has de tener presente el código de colores que Tráfico ha establecido para avisar a los conductores en la carretera. Estos códigos puedes encontrarlos con facilidad al subir a un puerto de montaña, por ejemplo.

  • Color verde: «Modere la velocidad», visibilidad entre 120 y 250 metros. Señales: P-33. Visibilidad reducida y/o R-413. Alumbrado de corto alcance (cruce).

Señal P33: visibilidad reducida

  • Color amarillo: «Velocidad limitada a 80 km/h», visibilidad entre 65 y 120 metros. Señal: R-301. Velocidad máxima de 80 km/h.

Señal R-301: visibilidad moderada, no superar los 80 km/h

  • Color rojo: «Velocidad limitada a 60 km/h», visibilidad entre 40 y 65 metros. Señal: R-301. Velocidad máxima de 60 km/h.

Señal R-301: visibilidad limitada, no circular por encima de los 60 km/h

  • Color negro: «La vía está cortada a la circulación», visibilidad menor a 40 metros. Señales: R-100. Circulación prohibida.

Señal R-100: prohibido el paso

Como puedes ver, en el caso del color negro está prohibida la circulación y es muy importante que respetes esta señal de tráfico, así como que tomes las medidas correspondientes en los demás casos. Pero muchos conductores no ven estas señales de tráfico a tiempo o no están habituados a ellas. Esta es una de las razones que ha llevado a idear nuevos sistemas de aviso y de disipación de la niebla.

Sistemas actuales antiniebla implantados por la Dirección General de Carreteras

Gracias a los avances tecnológicos, actualmente existen estos sistemas para evitar accidentes en la carretera por niebla:

  • Glowing Road Lines: son marcas viales fotoluminiscentes que se cargan durante el día y emiten luz verde por la noche. En Países Bajos ya se utilizan y pueden ayudar al guiado de la conducción.
  • Captadores de niebla: sirven para impedir la formación de niebla, pero todavía se están probando. Los prototipos consisten en una malla plástica contra la que impactan las gotas de agua que terminan cayendo por gravedad.
  • Balizas antiniebla: consisten en parejas de balizas luminosas (una para cada lado de la carretera) con dos luces: una ámbar y otra roja que se enciende cuando pasa un vehículo. Así es más fácil saber cuándo es necesario aminorar la velocidad.
  • Sumideros Invertidos Selectivos (SIS): se trata de una especie de conducto horizontal que extrae el aire frío y lo lanza al exterior de la carretera para hacer que aumente ligeramente la temperatura y desaparezca la niebla.
  • Sistemas antichoque: una de las últimas novedades en el sector automovilístico son las tecnologías de control del espacio para evitar la colisión con otros vehículos, capaces de reducir la velocidad o incluso frenar automáticamente si es necesario. Este sistema todavía se está perfeccionando.
  • Visibilímetros: son sensores que miden la visibilidad y detectan las partículas en el aire, no solo la niebla, sino también el polvo en suspensión, los gases, etc. Si se complementaran con paneles de señalización variable, podrían utilizarse para ofrecer información al conductor sobre restricciones de tráfico, limitaciones de velocidad, etc.

Sistemas antiniebla para el coche

Medidas implantadas por la DGT hasta disponer de los nuevos sistemas

Se siguen investigando y desarrollando aún todas estas tecnologías para mejorarlas, de manera que pronto tendremos nuevas soluciones innovadoras que nos permitan viajar con niebla con máxima seguridad.

Sin embargo, en un tramo de la autovía A-8 ya puedes ver balizas antiniebla. Consisten en parejas de balizas luminosas, una en la mediana y otra en el borde, colocadas cada 50 metros a lo largo de la carretera. Estas balizas se activan mediante visibilímetros cuando la visibilidad es inferior a 2 km.

En el resto de España disponemos de las siguientes medidas para evitar los accidentes de tráfico a causa de las nieblas de poca visibilidad en la carretera:

    • Protocolo de actuación: se basa en la acción coordinada entre la Guardia Civil, la DGT, Protección Civil y el Ministerio de Fomento cuando aparece niebla densa.
    • Carteles y señales de refuerzo de alta reflectancia: son permanentes y pueden consistir en limitar la velocidad a 80 km/h, prohibir el adelantamiento a los vehículos pesados u obligar a los vehículos a utilizar el alumbrado antiniebla.
    • Paneles de mensaje variable: se basan en el código de colores, avisos y señales que hemos visto antes e informan a los conductores que transitan por la autovía.
    • Refuerzo de la señalización del viento y balizas de niebla, que se colocan en el suelo y el Centro de Gestión de Tráfico se encarga de accionarlos
    • Visibilímetros y estaciones meteorológicas adicionales.
    • Radar de tramo en la calzada izquierda.

Todavía queda mucho por hacer, pero gracias a estas novedosas propuestas de sistemas antiniebla, pronto conseguiremos minimizar la posibilidad de accidentes en carretera provocados por este fenómeno meteorológico. ¡Que la niebla no te impida llegar a tu destino con total seguridad!

Lo último
¿Conoces los tipos de firmes de carreteras que existen? Publicado el 29 de noviembre de 2022

Los diferentes tipos de firmes de carreteras que existen se componen de una serie de capas fabricadas con materiales cuidadosamente seleccionados y tratados. Es requisito indispensable que resistan las cargas del tráfico rodado, permitiendo que la circulación tenga lugar de forma cómoda y segura. En función de la categoría de la carretera y del volumen […]

Plantas de carreteras más comunes, ¿cuáles hay en la M-30? Publicado el 24 de noviembre de 2022

Las plantas en las carreteras españolas tienen una valiosa función. La presencia de vegetación alrededor de la carretera ayuda a evitar problemas medioambientales como la erosión del suelo, la contaminación de las aguas, los vertidos incontrolados o la polución del aire. Descubre cuáles se utilizan en los alrededores de la M-30 madrileña. Tipos de plantas […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019