Tipos de sensores de aparcamiento


Publicado el 16/04/2020
Tipos de sensores de aparcamiento

Hoy en día existen muchas facilidades a la hora de conducir, y una de ellas son los diferentes tipos de sensores de aparcamiento. Estos están dotados de un sistema que ayuda al conductor a detectar si existen obstáculos u objetos cercanos en el momento de aparcar el vehículo.

La mayoría de los fabricantes suelen instalarlos en los parachoques del coche, trasero o delantero, y con ellos el aparcamiento es mucho más rápido, cómodo y seguro. Aún así hay vehículos que todavía no lo tienen instalado, por ello, si estás pensando en adquirir uno, te recomendamos que descubras cuáles son los más utilizados en el mercado y los consejos a tener en cuenta antes de su instalación.

Principales tipos de sensores de aparcamiento

A continuación vamos a explicarte las características de los tres sistemas de sensores de aparcamiento más utilizados:

Sensores de aparcamiento por ultrasonidos

Se trata de los sensores más populares y su funcionamiento se lleva a cabo a través de ondas. Dichas ondas tienen la capacidad de generar un efecto rebote si te encuentras delante de cualquier obstáculo. En ese instante, el sistema envía los datos al coche para que estos sean procesados y el vehículo calcule la distancia. Por este motivo, el sistema de distancia es de gran fiabilidad.

Por regla general, el campo de acción de los sensores de ultrasonidos puede llegar a alcanzar una velocidad de 20 km/h, con una distancia de entre 5 y 15 metros.

Para instalar este tipo de sensores precisarás taladrar los parachoques, puesto que hay que añadir en torno a 5 sensores para que funcionen de manera correcta.

Sensores electromagnéticos o radar

Este tipo de sensores utilizan campos electromagnéticos para poder medir las distancias con los obstáculos. El sistema de aparcamiento se compone de una tira metálica de transceptor que genera el propio campo electromagnético. Y a medida que el vehículo se acerca a un objeto, es capaz de detectar los cambios en el voltaje del campo o las interrupciones en el mismo.

El procesador se encarga de interpretar la información emitida y activa una alarma viper que se encuentra en el interior del vehículo. Son los sensores más avanzados que existen hoy en día en el mercado y, por tanto, los que presentan un mayor precio.

Suelen disponer de más prestaciones a la hora de detectar obstáculos en movimiento, aunque cuentan con la desventaja de que cuando se acercan a objetos de hierro, níquel o cobalto o ante la presencia de lluvia pueden ver mermado su desempeño.

Cámaras de aparcamiento

Este tipo de cámaras suelen incluirse en los coches como un paquete extra propio del sistema SatNav, que es bastante caro. Estas cámaras tienen la capacidad de avistar hacia atrás y mostrar todos los obstáculos con que puede toparse el conductor. Por lo general, funcionan de manera automática una vez se activa la marcha atrás en el vehículo.

Como desventaja, merece tu atención que este tipo de cámaras tienen una visión algo más limitada en conducción por carretera, y que no funcionan correctamente cuando están sucias, ante situaciones climatológicas que dificultan la visibilidad o por las noches.

sensores de aparcamiento camara

¿Qué debo tener en cuenta antes de instalarlos?

  1. En primer lugar, es fundamental conocer qué rango de distancia es capaz de cuantificar el sensor que se ha seleccionado. En este sentido, resulta recomendable que se procure escoger aquel que mida distancias mínimas, puesto que, de este modo, facilitará el aparcamiento. Un sensor adecuado debe detectar objetos, al menos, a partir de los 30 centímetros.
  2. A su vez, resulta indispensable conocer el tipo de señal que emiten. Existen sensores con señales sonoras, visuales o incluso con ambas.
    • En el caso de escoger un sensor de sonido, deberás cerciorarte de que se escucha con claridad y nitidez y que el sonido no es estridente ni molesto. Lo idóneo es que la señal sea progresiva, que vaya aumentando a medida que se va aproximando al objeto.
    • En el caso de que se opte por un sensor con señal visual esta debe ser clara y no debe distraer al conductor. Los más aconsejables son aquellos que cuentan con un visor tipo LED.
  3. Una vez seleccionado el sensor adecuado para su instalación hay que saber elegir la ubicación del mismo. Después, se deben conectar a la caja de control y en tercer lugar, instalar los sensores de estacionamiento en reversa.
  4. Por último, habrá que instalar la caja de control para los propios sensores e instalar la sirena de advertencia.

En definitiva, existen muchos tipos de sensores de aparcamiento que facilitan esta acción a los conductores y evitan un choque con cualquier obstáculo. Los de ultrasonidos son los más comunes mientras que los de detección electromagnética o los de cámaras son más caros y presentan ciertas desventajas.

Lo último
Alquilar un coche eléctrico en Madrid: así se hace Publicado el 10 de agosto de 2020

El coche eléctrico es el vehículo del futuro, y poco a poco vemos cómo inunda nuestras ciudades. En los últimos años Car2go y Emov han puesto en marcha un servicio de alquiler de coches eléctricos en Madrid que ha sido todo un éxito. Con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y aprovechando las ventajas que […]

Motosharing: una nueva forma de desplazarse por Madrid Publicado el 06 de agosto de 2020

El motosharing es una tendencia que se está imponiendo en muchas ciudades, entre ellas Madrid. Estas motos eléctricas que se alquilan por minutos, están siendo una excelente alternativa de transporte para quienes buscan un método económico, rápido y ecológico.  El hecho de que ciudades como Madrid hayan puesto en marcha restricciones para la circulación de […]

EMESA TV
Simulacro 2019

Publicado el 01 de marzo de 2019